Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de los hábitos de navegación. Pulsa en el botón de aceptación si quieres seguir navegando según los términos de nuestra política de cookies

Comunicado COEESCV 24/04/2020

Desde el Colegio Oficial de Educadoras y Educadores Sociales de la Comunidad Valenciana (COEESCV) somos conscientes de los grandes esfuerzos que se están realizando desde las instituciones para paliar, a todos los niveles, la grave crisis social y económica que el COVID-19 ha provocado en nuestra sociedad. Hay muchos frentes abiertos y sabemos de las dificultades existentes, para que todas las ayudas lleguen con la premura que sería necesaria.

Sin embargo, hay una cuestión que nos preocupa, ya que afecta directamente a los niños y niñas que sufren una mayor vulnerabilidad, y que como educadoras y educadores sociales no podemos dejar de reclamar: las becas de comedor, de cuantía inferior al 100%, es decir las modalidades B, C, D y E, que no se están dando al alumnado que las tenía concedidas y que, evidentemente, las estaban disfrutando antes de que el coronavirus hiciera acto de presencia, lo que quiere decir, que esa partida presupuestaria existe y se estaba implementando.
No entendemos cómo estas familias, ya con una situación precaria antes de esto (y que lo más probable es que haya ido a peor), no puedan acceder a esa ayuda directamente, como el resto de alumnos y alumnas beneficiarias de la beca total, aunque la diferencia en el baremo sea mínima, al igual que la diferencia en la ayuda. La solución propuesta por la Conselleria en un Decreto posterior, de una partida presupuestaria a los Ayuntamientos para que ellos hicieran la gestión, resulta insuficiente y colapsa todavía más los servicios municipales, además que la mayoría de esas familias no saben que deben reclamarla, por lo que un gran número de ellas, simplemente, se quedarán sin la ayuda.
Queremos trasladar, a través de este comunicado, nuestra preocupación por estas familias que van a tener graves dificultades para alimentar convenientemente a sus hijas e hijos, por lo que solicitamos que se tenga en cuenta y se busquen soluciones que lleguen de una manera ágil, para paliar este grave problema que afecta a la salud de esa infancia más vulnerable, a la que debemos proteger.


La Junta de Gobierno del COEESCV
Valencia, 23 de abril de 2020