Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de los hábitos de navegación. Pulsa en el botón de aceptación si quieres seguir navegando según los términos de nuestra política de cookies

              

 

Novedades sobre las demandas estatales del Tercer Sector

Desde la EAPN CV de la que forma parte el COEESCV, nos remiten las principales novedades del Consejo de Ministros del día 8 de marzo, correspondientes al Ministerio de Empleo, que recogen algunas demandas del Tercer Sector de Acción Social, mediante un nuevo Real Decreto Ley:

Subsidio a personas desempleadas mayores de 52 años: esta medida ha sido largamente demanda, desde que se produjo una modificación durante la crisis. Como decimos, no es una medida nueva, sino que se regresa a la edad anterior a los recortes realizados durante la crisis (más de 100.000 personas). Se beneficiarán también unas 260.000 personas que ya lo están percibiendo, porque se va a cotizar por el 125% de la base de cotización (en lugar del 100%). Además, unas 12.000 personas que están cobrando el subsidio de forma parcial, por compatibilizarse con algún tipo de empleo, percibirán la totalidad del subsidio. En total, 380.000 de personas beneficiarias en total. Se incrementa la duración máxima, si no se consigue un puesto de trabajo: pasa a durar hasta la edad obligatoria de jubilación y no se obliga a la persona a una jubilación anticipada, con la consiguiente reducción de la pensión. 
 
Pobreza infantil: otro aspecto importante es el de las medidas contra la pobreza infantil, un tema largamente demandado por las entidades sociales. La asignación por hijo/a va a pasar a 341 euros anuales (290 actuales) y en caso de pobreza severa, hasta 588 euros (según la composición familiar). Unos 80.000 niños/as se verán beneficiados, porque saldrán de la situación de pobreza severa.
 
Paro de larga duración: se ha aprobado una bonificación a la contratación de personas desempleadas de larga duración, a través de la reducción de la cuota empresarial (de 1.300 euros anuales si son hombres y de 1.500 si son mujeres, para reducir la brecha de género en el empleo) a la Seguridad Social. Se deberá a la persona contratada durante tres años en el puesto de trabajo. Actualmente, son 1.326.000 personas desempleadas de larga duración, de las cuales el 64% son mujeres.
 
Integración de los Inmigrantes: se recupera el Fondo Estatal para la Integración de las personas inmigrantes, otra petición de la Plataforma del Tercer Sector y de la EAPN al Programa Nacional de Reformas. Tendrá una financiación de 70 millones de euros. Este fondo se ha dedicado a financiar múltiples programas dedicados a la integración, a través de las CCAA, las administraciones locales y las entidades sociales, a nivel local.
 
Discapacidad: se incrementan las cuantías de las pensiones para personas con discapacidad permanente total menores de 60 años. Estas personas, como se ha señalado muchas veces por el CERMI, tienen especiales dificultades para encontrar un empleo.
 
Ámbito rural: se reducen un 14,6% las cuotas para trabajadores por cuenta ajena agrarios, aplicable durante los períodos de inactividad. Son 260.000 personas, mayoritariamente en Andalucía y Extremadura. También se favorece la contratación de trabajadores agrarios temporales a indefinidos, mediante una reducción de la cuota empresarial por contingencias comunes, con una discriminación positiva de género.
 
Garantía Juvenil: se amplía la edad hasta los 30 años, y pasa a depender del sistema nacional de empleo, para combinar este programa con otros fondos europeos, hasta unos 600 millones de euros del FSE. Se quita la referencia a la tasa de desempleo como tope, para los mayores de 25, que existía anteriormente.
 
Modificaciones del Estatuto de los Trabajadores: garantizar el registro diario de jornada (apartado 7, artículo 34), que tiende a evitar la falta de pago/cotización de las horas extras realizadas por las personas trabajadoras, y que las horas contratadas sean las realmente trabajadas (en muchos casos, hay jornadas parciales, que en realidad son jornadas más prolongadas, fuera de contrato. Hay varias sentencias de la Abogacía General del Estado para regular este tema). Se introducen modificaciones a la ley de sanciones (LISOS), si se incumple con el registro de jornada.

Más información